8 Mitos sobre la salud mental

1. Las personas con esquizofrenia son violentas.

Falso. Las personas con problemas de salud mental tienen prácticamente las mismas probabilidades de ser violentas que las que no tienen trastornos de este tipo. 

2. Tener depresión es estar triste.

Falso. Estar triste no es sinónimo de depresión. Este mito está muy aceptado porque la tristeza es un sentimiento que experimentan típicamente las personas que sufren depresión, pero para tener una depresión hay que tener más síntomas (dificultad para dormir, para comer, falta de energía, etc. ).

3. Las enfermedades mentales no afectan a los niños.

Falso. Además, es un mito muy peligroso ya que hay que concienciar a la población de que los primeros signos de advertencia de una enfermedad mental aparecen durante la niñez.

4. La bipolaridad es solo ir cambiando de estado de ánimo.

Es muy peligroso infravalorar esta enfermedad, pues se trata de un trastorno serio en el que los cambios de humor que se experimentan se mantienen en el tiempo. No se trata de reír y llorar en el mismo dia.

5. Alguien con una enfermedad mental no puede trabajar.

Falso. La inmensa mayoría de los afectados por un trastorno mental son igual de productivos en el trabajo que el resto de las personas. Este mito está relacionado con el prejuicio de que una enfermedad mental es una discapacidad.

6. Es imposible prevenir una enfermedad mental. 

Falso. El entorno y las experiencias juegan un papel muy importante en el desarrollo de las enfermedades mentales, por lo que hay que promover nuestro bienestar socioemocional.

7. La psiquiatría no progresa. 

Falso. La psiquiatría progresa (y mucho). El problema es que el estudio del cerebro es quizás la rama más complicada de la medicina, pues todavía no somos conscientes de su propia naturaleza. Por ello, el descubrimiento de nuevos tratamientos es complicado, pero la investigación continúa y en un futuro el pronóstico de los enfermos mentales será cada vez mejor.

8. Los enfermos mentales acaban ingresados. 

Falso, falso y falso.Y es importante eliminar la concepción de que los enfermos están en “manicomios”. En primer lugar, estos centros ya no existen. Y en segundo lugar, solo aquellos enfermos mentales con episodios agudos ingresan de forma temporal.

 

Cualquier duda sobre enfermedades mentales puedes consultar a nuestros profesionales a través de opensalud.mx