cancer de mama

Cinco cosas que se debe saber sobre el cáncer de mama

El mundo se vuelve rosa en octubre. Durante este mes se habla de la importancia sobre los cuidados y educación sobre el cáncer de mama, con el fin de conseguir una detección temprana sobre éste ya que en las primeras etapas de la enfermedad no sólo la cirugía es menos invasiva, sino que también el pronóstico de supervivencia es más alto (90% a cinco años de acuerdo a la American Cancer Society y 95% si se detecta en Etapa 0 de acuerdo al INEGI (2016)) , puesto que se puede prevenir que las células cancerosas se diseminen a otros órganos.

En México el cáncer de mama a partir del año 2006 se ubica como una de las principales causas de muerte por cáncer en la mujer, mientras que las tasas de mortalidad por esta enfermedad entre los varones son muy bajas. Para el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), es la principal causa de mortalidad en las mujeres de 20 años y más (2018).

El cáncer de mama se ha convertido en uno de los principales problemas de salud pública, ya que afecta a un importante rango de la población femenina en edad productiva (20 a 59 años), que representa el 27% de la población total del país, de acuerdo con los datos del Censo General de Población y Vivienda 2010.

Estas estadísticas nos permiten entender la importancia de la sensibilización de toda la población hacia el tema y su prevención, como la adopción de estilos de vida más saludables. Justo por eso, ofrecemos en este artículo las cinco cosas que se deben de saber sobre el cáncer de mama, de acuerdo con la doctora Shahla Masood(*).

1.- Debes conocer sus riesgos y debes conocer tus senos

Es importante ser conscientes de la necesidad de dedicar atención a los senos y a los cambios que se producen en los mismos (autoexploración). Aunque en muchos casos los cambios son benignos, éstos deben ser evaluados por profesionales de la salud (palpitación mamaria) lo que además de permitir la identificación de alguna anomalía, ayuda a determinar la edad de inicio de las mastografías.

En los casos en que el cáncer sea genético, existen pruebas para evaluar su riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esta prueba es particularmente importante para cualquier persona con dos o más familiares inmediatos que han tenido cáncer de mama. La mejor forma de atención preventiva, puede ir desde el aumento de la frecuencia de los chequeos y/o las mastografías, hasta la cirugía para extirpar los senos.

Otro factor que también afectan al riesgo de cáncer de mama es la edad, ya que su incidencia aumenta después de los 40 años.

2.- Busca una segunda opinión

Obtener una Segunda Opinión Oncológica de tu diagnóstico de cáncer de mama es quizás el paso más importante a considerar en tu plan de tratamiento.

El conocimiento de la opinión de varios especialistas puede desempeñar un papel muy importante en esta etapa, ya que pueden mirar el cáncer desde múltiples perspectivas, y asegurarse de que tu cáncer fue diagnosticado correctamente.

Tu médico debe entender las razones para obtener una segunda opinión y animarte a obtener la mayor información posible sobre tu enfermedad. La mayoría de los médicos trabajan como parte de un equipo multidisciplinario, lo que significa que trabajan en todos los aspectos de la atención médica, como la oncología, la radiología, la patología, la cirugía – y probablemente esté abierto a una segunda opinión.

3.- Entender que el cáncer de mama puede ser curado

Cuando se detecta temprano, el cáncer de mama es altamente curable. Ya que en este tiempo, el cáncer de mama se refiere como una enfermedad crónica y no como una enfermedad mortal. Hay un pequeño número de cánceres de mama que son muy agresivos, pero estos son una minoría. Debido a todos los avances en tecnología, la selección y las opciones de tratamiento, cada tipo de cáncer de mama es diferente y puede ser tratado individualmente, y el personal médico es cada vez más capaz de seleccionar los tratamientos que responden mejor a cada tipo de cáncer.

4.- Encuentra un cuidado personalizado

Cada mujer es diferente – como son los casos de cáncer de mama. Cuando una mujer se enfrenta a un diagnóstico de cáncer de mama, es muy importante que reconozca que el cáncer de mama no puede ser tratado por un solo médico. El manejo adecuado del cáncer de mama requiere de un equipo de profesionales de la salud bien informados de diferentes disciplinas para comprender colectivamente su cáncer y diseñar un plan de tratamiento individualizado. El plan de tratamiento adecuado a menudo se parece a poner las piezas de un rompecabezas juntas, donde todos los aspectos de cada caso único deben ser considerados.

Entre este grupo de especialistas es muy importante no dejar de lado el acompañamiento emocional que puede brindar un/a psicólogo/a. De hecho, gracias a la tecnología, puedes ya contar también con este tipo de ayuda vía on line.

5.- La educación es clave

Cuanto más información tengamos sobre los factores de riesgo, más opciones de tratamiento y más detalles de la enfermedad, será mejor.

Internet es un gran recurso, y nos proporciona una gran cantidad de educación; sin embargo, puede ser confuso y abrumador. Habla con tu médico/a para que pueda conectarse a los recursos que les ofrece la red para hablar contigo con más frecuencia y directamente. Además, también podrá proporcionarte información sobre portales relacionados con el cáncer de mama en los que puedas interactuar y buscar apoyo con otros pacientes, supervivientes, organizaciones, etcétera.

Si buscas una Segunda Opinión en Oncología, te invitamos a conocer la plataforma de bluMEDICA dedicada a ello.

 

(*) La Dra. Shahla Masood es profesora y presidenta del Departamento de Patología y Medicina de Laboratorio de la Universidad de Florida College of Medicine-Jacksonville y el directora médica de la UF Health Jacksonville Breast Center. Ella ha dedicado toda su vida profesional a la promoción de la educación global sobre la salud de la mama, abogando por una mejor calidad de la atención para los pacientes con cáncer de mama y sus familias.

Referencias