Coronafobia: Más allá del miedo al Covid

En estos tiempos de pandemia están surgiendo palabras nuevas que ya están en el uso corriente de todas las personas.

Una de ellas es la palabra “coronafobia”, que no aparece aún, a día de hoy, en el Diccionario de la Lengua Española de la RAE, pero que sí aparece ya en otra publicación de la RAE como es el Diccionario Histórico de la Lengua Española.

Se documentó por primera vez la palabra coronafobia, como miedo patológico al coronavirus, en un artículo titulado “Coronafobia” publicado por I. Ortega el 9 de marzo de 2020 en el diario “20 Minutos” de Madrid.

Hoy en día ya es una palabra que todos usamos con asiduidad.

¿Qué es la coronafobia?

Primero tenemos que definir lo que es una Fobia y para ellos recurrimos al Manual Internacional de criterios diagnósticos, DSM-5, en el que se nos indica que “Fobia” es el miedo o la ansiedad intensa por un objeto o por una situación específica que casi siempre y en casi todas las personas provoca miedo o ansiedad inmediata, pero que ese miedo o esa ansiedad en las personas que sufren la fobia son desproporcionados al peligro real que plantea ese objeto o esa situación específica.

La coronafobia es la aparición de temor y miedo desmedido, que causa angustia y ansiedad, al hecho de poder contagiarse de Covid, provocando importantes cambios en el comportamiento de las personas que lo sufren, con conductas autolimitantes y con evitación de actos y actividades.

¿A qué se tiene miedo en la Coronafobia?

Hay dos tipos de temores distintos, que pueden aparecer juntos en la misma persona o bien aparecer sólo uno de los dos:

1- Temor a contagiarse y, como consecuencia, padecer una enfermedad muy grave o morir por padecer Covid-19

2- Temor a contagiarse y poder ser la causa de contagio de otras personas.

En ambos casos el temor que aparece en la persona que padece la coronafobia le hace sufrir de forma desmedida, presentando un miedo enorme a contagiarse, con un gran temor anticipatorio ante el hecho de padecer la enfermedad de forma grave y poder morir por ella o un temor desmedido, también anticipatorio, a ser el causante del contagio de otras personas cercanas con sentimiento de culpa por el posible fallecimiento de esas personas.

¿Cuándo podemos considerar que padecemos una coronafobia?

Durante este tiempo de pandemia es seguro que todos, en algún momento, hemos podido sentir miedo o hemos podido sufrir síntomas de ansiedad (aunque sean muy leves, ya que todos convivimos con una ansiedad normal) ante el hecho de poder padecer el Covid.

Los criterios diagnósticos en Salud Mental siempre son muy subjetivos y no existe, en muchos procesos, una línea clara de separación entre lo normal y lo patológico, pero tenemos que estar pendiente de las señales de alerta y pedir ayuda cuando comencemos a notarlas.

Señales que nos alertan sobre el padecimiento de Coronafobia:

  • El hecho de pensar en el Covid o en la posibilidad de padecerlo provoca unos síntomas de ansiedad de intensidad muy elevada, con síntomas activos como taquicardia, opresión en el pecho, sudoración, inquietud interior o nerviosismo.
  • Evitamos de forma intensa, mantenida y continuada, el contacto social, lo que provoca que tengamos conductas de aislamiento completo y evitación del contacto con otras personas.
  • Seguimos manteniendo las limitaciones personales que se nos indicaron en los primeros momentos de pandemia y de confinamiento global, sin adaptarnos a las medidas actuales y sin poder ampliar las actividades de vida social y de relación. Por ejemplo: Seguimos sin querer salir de casa, tenemos un control excesivo con los zapatos y con la ropa que utilizamos en el exterior, utilizamos guantes para cualquier contacto, … Además, el hecho de no realizar estas medidas de control o sólo el pensamiento de no realizarlas nos causa un nivel muy elevado de ansiedad.
  • Estamos realizando compulsiones de forma intensa y repetida, es decir realizamos comportamientos o actos mentales repetitivos como respuesta al pensamiento en el Covid. Por ejemplo: Lavados de manos muy frecuentes que pueden llegan a provocar daños en la piel, pero que no pueden dejar de hacer por la ansiedad que genera el no realizarlo.
  • Interpretación catastrófica sobre cualquier síntoma benigno que pueda una persona notar en el día a día de su vida cotidiana (tos, malestar general, cansancio, …), con pensamiento constante en el padecimiento de la enfermedad y la gravedad de esta.
  • Presencia de síntomas depresivos evidentes, con tristeza, decaimiento, apatía, falta de ánimo, pérdida de ilusiones, irritabilidad, deseos de llorar o pérdida de capacidad de disfrutar y sentir placer, como consecuencia del pensamiento constante en el padecimiento del Covid y el temor a poder padecerlo.

En el caso de notar estos síntomas y estas limitaciones no debemos dudar en pedir ayuda porque hay muchos mecanismos psicoterapéuticos para combatir la Coronafobia.

Todos, a lo largo de este, ya tan largo, periodo de pandemia, hemos podido sufrir síntomas leves de Coronafobia, ya que, sin duda, hemos podido sentir miedo y hemos tenido que padecer muchas limitaciones en nuestra vida y en nuestro contacto relacional.

Tenemos que aprender a adaptarnos a cada circunstancia y no sufrir de una forma intensa, desmedida y desproporcionada el miedo al Covid, lo que conllevaría el diagnóstico de Coronafobia y la necesidad de iniciar su tratamiento.

Bastantes cambios en nuestro estilo de vida y en nuestro hacer cotidiano nos ha provocado ya el coronavirus como para que ahora vayamos a aumentar este sufrimiento por la Coronafobia.

Y si necesitas apoyo, recuerda que en opensalud disponemos de la mejor plataforma de salud digital donde podrás acceder a médicos especialistas