El cáncer

El Cáncer

Cuando hablamos de cáncer(*) no nos referimos a una sola enfermedad, sino a una condición celular que consiste en el crecimiento y división descontrolada de las células, lo cual dificulta que el cuerpo funcione de la manera que debería.

Cada una de las células de nuestro cuerpo tiene ciertas funciones. Las células normales se dividen y mueren durante un periodo de tiempo programado, cuando se has desgastado o se dañan y nuevas células toman su lugar. El cáncer se origina cuando las células comienzan a crecer sin control, “pierden” la capacidad para morir y se dividen sin control, sobrepasando a las células normales.

Los distintos tipos de cáncer

Existen muchos tipos de cáncer, más de 100, y diferentes especialistas que los pueden tratar. Los tipos de cáncer reciben, en general, el nombre de los órganos o tejidos en donde se forman los cánceres. El cáncer puede originarse en los pulmones, en el seno, en el colon o hasta en la sangre.

Cuando se origina en células mesenquimales del tejido conjuntivo, como los huesos, cartílagos, músculos, grasa, vasos sanguíneos, vasos linfáticos y en tejido fibroso (como tendones y ligamentos), se llaman sarcomas. Los cánceres hematológicos que se dan en la sangre y la linfa se llaman leucemias y linfomas. A los que se forman en las células epiteliales, las cuales son las células que cubren las superficies internas y externas del cuerpo se les conoce como carcinomas. Los melanomas se forman en la piel, pero pueden formarse también en otros tejidos pigmentados, como en los ojos.

Los diferentes tipos de cáncer tienen algunas similitudes, pero son diferentes en la manera en que crecen y se propagan.

La reproducción descontrolada y caótica de las células cancerosas que se extiende por invasión a los tejidos circundantes origina neoplasmas (tejidos de nueva formación), como sucede típicamente en los de origen sanguíneo, o tumores. Por otra parte, no todos los tumores son “malignos” (cancerosos). Hay tumores que crecen a un ritmo lento, que no se extiende de forma incontrolada ni infiltran los tejidos vecinos y se los consideran “benignos”.

Las células cancerosas también pueden extenderse por metástasis a través de la sangre y de la linfa a otras partes del organismo. Por ejemplo, las células cancerosas en el pulmón pueden viajar hasta los huesos y crecer ahí. La propagación de las células de cáncer se denomina metástasis. Cuando las células del cáncer de pulmón comienzan a crecer en los huesos, se sigue llamando cáncer de pulmón. Para las y los médicos, las células cancerosas en los huesos lucen justo como las que se originaron en el pulmón. La enfermedad no es referida como cáncer óseo (cáncer en los huesos) salvo que se haya originado en los huesos.

Etapas del cáncer

Algunos tipos de cáncer crecen y se propagan rápidamente mientras que otros crecen más lentamente, de acuerdo a este nivel de crecimiento y propagación se da la clasificación de las llamadas etapas del cáncer.

Para cada tipo de cáncer hay pruebas que pueden hacerse para determinar la etapa del cáncer. Una etapa menor (como etapa 1 o 2), significa que el cáncer no se ha propagado tanto. Un número mayor (como 3 o 4) significa que se ha extendido. La etapa 4 es la mayor.

Es importante conocer en qué etapa se encuentra el cáncer, así que si aún no tienes muy claro en que etapa está el tuyo o el de tu ser querido, puedes utilizar nuestra plataforma y en una SegundaOpinión te explicarán exactamente cuál es su estado.

Para muchas personas, el cáncer puede tratarse muy eficazmente; de hecho, cada vez es mayor el número personas que tienen una vida plena después de haber recibido un tratamiento contra el cáncer.

Los diferentes tipos de cáncer responden al tratamiento de diferente manera, sea cirugía, radiación, quimioterapia u otras opciones. A menudo se administran dos o más tratamientos para obtener mejores resultados.

Ten en cuenta que el tratamiento más adecuado para el cáncer dependerá del tipo y la etapa en la que se encuentra. Recuerda que es tu derecho saber cuáles tratamientos podrían ayudarte más y cuáles podrían ser sus efectos secundarios.

 

(*) Con información del Instituto Nacional de Cáncer de EUA.