cerebral stroke

Enfermedad Vascular Cerebral

La Enfermedad Vascular Cerebral (EVC) es una alteración neurológica que puede ocurrir cuando una arteria se obstruye produciendo interrupción o pérdida repentina del flujo sanguíneo cerebral o bien, cuando resultado de la ruptura de un vaso, hay un derrame. La EVC se refiere al término genérico por el que se nombran los infartos y las hemorragias cerebrales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la EVC constituye la segunda causa global de muerte, se destaca por ser la causa más común de incapacidad en adultos/as y es la quinta causa de muerte en México.

Algunos signos de alarma que pueden estar indicando que se está produciendo un Evento Vascular Cerebral son:

  • Entumecimiento, debilidad o parálisis de la cara.
  • Entumecimiento, debilidad o parálisis del brazo o la pierna, en uno o ambos lados del cuerpo y que aparece en forma repentina.
  • Ocurrencia súbita de visión borrosa o reducción de la visión en uno o ambos ojos.
  • Aparición brusca de mareos, pérdida del equilibrio o caídas sin explicaciones.
  • Incapacidad repentina para comunicarse ya sea por dificultad para hablar o entender.
  • Aparición súbita de dolor de cabeza, de gran intensidad y sin causa conocida.

Estos signos pueden durar sólo unos cuantos minutos y luego desaparecer, o pueden preceder a un EVC de mayores consecuencias, por lo que la atención médica inmediata es muy importante.

La buena noticia es que la EVC puede tratarse y prevenirse, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, plantea que hay tres tipos de tratamiento, los cuales dependerán del momento es que se establece el diagnóstico: Prevención primaria, Manejo agudo (urgencia) y Prevención secundaria.

Prevención primaria: si ya se tiene alguna de las enfermedades consideradas como factores de riesgo (hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, tabaquismo, alcoholismo, obesidad, etcétera.) se deben de tratar y controlar. Un estilo de vida saludable que incluya una alimentación balanceada que privilegie el consumo de frutas y verduras y ejercicio físico adecuado, son las medidas preventivas que pueden evitar la ocurrencia de un primer evento vascular en la vida.

Manejo agudo: es el más importante. Hay medicamentos y procedimientos que, aplicados en las primeras 4 horas y media a partir del inicio de los síntomas de un EVC, el tiempo es un factor importante porque en cuestión de minutos, las neuronas cerebrales empiezan a morir y una atención inmediata posibilita la recuperación de tejido cerebral. La administración de esta medicación o procedimiento debe realizarla un neurólogo o un terapista endovascular en un centro especializado.

Prevención secundaria: Una vez que ya se estableció el infarto u hemorragia cerebral, el tratamiento se encamina hacia la prevención de nuevos eventos, mejorando el control de todos los factores de riesgo. Se atienden también las secuelas y de acuerdo al tipo y grado de invalidez, se buscará la independencia del paciente.

El especialista que debe atender la Enfermedad vascular cerebral es el Neurólogo. Es una verdadera urgencia y debe atenderse en las primeras horas. El tiempo que tarde en llegar a un hospital será fundamental para el pronóstico y la potencial recuperación del enfermo. En bluMEDICA tenemos excelentes Neurólogos a tu disposición que pueden ayudar en la Prevención secundaria de una EVC.

 

Referencias: