trastorno bipolar

Entre el cielo y el infierno: trastorno bipolar

El trastorno bipolar es una enfermedad que produce cambios de humor extremos. Otros nombres que recibe son depresión maníaca o enfermedad maníaco-depresiva. La Organización Mundial de la Salud la considera la sexta causa de discapacidad a nivel mundial y calcula que la padece entre el 1 y el 2% de la población. Se trata de una condición multifactorial donde influye la predisposición genética y/o un desequilibrio bioquímico.

El principal signo que muestra cuando alguien tiene esta enfermedad, es el cambio de humor intenso. A veces, se puede estar lleno de energía, y se es capaz de hacer cualquier cosa, vivir con mucho entusiasmo y tener problemas para descansar, a esta fase se le conoce como manía. En otras ocasiones, se puede sentir tristeza y soledad. Esto puede ser doloroso y hacer que no se quiera hacer nada, a esta fase se le llama depresión.

Las personas que tienen un trastorno bipolar alternan entre la manía y la depresión aunque es posible tener síntomas de ambos al mismo tiempo, es decir, presentar episodios en los que se combinan la tristeza, angustia e irritabilidad del síndrome depresivo, con la impulsividad de una persona que se encuentra en una fase maniaca.

Los “altibajos” del trastorno bipolar no son iguales a los cambios normales que todos tenemos. Las variaciones en el estado de ánimo son más extremas y vienen acompañadas de cambios en el sueño, el nivel de energía y la capacidad de pensar con claridad. Los síntomas bipolares son tan fuertes que pueden perjudicar las relaciones y dificultar asistir a la escuela o mantener un trabajo, las personas también pueden llegar a involucrarse en problemas legales y dañar a terceros e incluso hacerse daño o suicidarse. Los cambios de humor pueden ser frecuentes y cortos, o extenderse y durar un tiempo.

El trastorno bipolar se puede presentar en cualquier persona sin importar género raza o condición social. Con frecuencia, los síntomas comienzan a observarse en la adolescencia tardía o la adultez temprana, pero pueden presentarse en los niños y en los adultos mayores también. Por lo general, la enfermedad dura toda la vida.

Existen dos tipos de bipolaridad, en el primero, los pacientes presentan episodios maniacos y depresivos de manera alternada o mixta y se da por igual en hombres que en mujeres.

El tipo 2 se presenta en su mayoría en mujeres, se caracteriza por episodios hipomaniacos, es decir, el estado de exaltación supera el rango estándar, pero no es tan excesivo como un episodio maniaco.

Las personas con trastorno bipolar pueden recibir tratamiento. La combinación de medicina y psicoterapia ayuda a la mayoría de las personas con esta enfermedad a mejorar y llevar una vida exitosa.

En bluMEDICA contamos con profesionales de la salud capaces de ayudar en caso de que tú o un familiar estén viviendo este trastorno, y lo hacemos desde la comodidad de tu computadora, sin necesidad de desplazamientos y de forma fácil y segura.

Referencias: