necesito_ayuda

¿Necesito ayuda psicológica?

Todas las personas pasamos por momentos complicados: rupturas, enfermedades, pérdida de seres queridos, cambios de trabajo… situaciones que impactan en nuestro bienestar emocional y nos provocan estrés, ansiedad y agobio. Otras veces no somos capaces de identificar el origen de nuestro malestar, pero sabemos que algo nos ocurre.

Por lo general, primero tratamos de solucionarlo nosotros mismos y después pedimos ayuda a familiares o amistades, pero la verdad es que a veces, eso no nos es suficiente y entonces nos preguntamos si debemos buscar ayuda profesional.

No existe una receta mágica que nos diga que ha llegado el momento de acudir a un profesional, ya que todos somos diferentes; sin embargo, hay señales que indican que te beneficiarías muchísimo de la ayuda de un psicólogo/a:

  • Pierdes el control. Las situaciones te desbordan y enseguida te alteras y respondes con agresividad.
  • Tienes síntomas físicos. Palpitaciones, dolor en el pecho, mareo son señales que tu cuerpo te manda para decirte que la ansiedad está fuera de control.
  • Todo es negativo. Sólo tienes pensamientos negativos, eres incapaz de encontrar lo bueno de tu vida.
  • Duermes mal. Das vueltas y vueltas en la cama, porque no consigues desconectarte de lo que te agobia. Te cuesta trabajo conciliar el sueño o despiertas a la mitad de la noche sin razón aparente.
  • Tu humor parece una montaña rusa. Estás tan normal y de pronto te pones a llorar sin parar o a gritarle a alguien sin motivo.
  • La situación te sobrepasa. A veces los problemas son tan abrumadores o duran tanto que eres incapaz de gestionarlos.
  • Sientes que tu vida no tiene sentido. Nada te ilusiona, te cuesta levantarte por las mañanas, no tienes ganas de hacer nada.
  • Tus relaciones sociales se resienten. Lo que te ocurre ya está afectando a la relación con tu entorno y generando conflictos en el trabajo o con la pareja, amistades y/o familia.

Cualquiera de estas alteraciones nos advierte de que es hora de acudir al psicólogo/a, demorarlo solo servirá para agravar el malestar.

 

Vence las resistencias

Si nos encontramos mal ¿por qué nos cuesta tanto pedir ayuda? ¿es que nos gusta sufrir? por supuesto que no. Existen muchos motivos por los que no vamos al psicólogo/a, puede ser que tengamos resistencias sociales y no nos sintamos cómodos de contarle cara a cara nuestros problemas a alguien; algunas otras veces las distancias y la falta de tiempo dificultan el acceso.

En bluMEDICA te ponemos en contacto con psicólogos reconocidos de una manera eficiente, segura y transparente. Podrás utilizar nuestro servicio on line en cualquier momento y en cualquier lugar. Si quieres más información haz click aquí.

A veces la enfermedad de un ser querido, o la propia, nos pone ante una situación que nunca habíamos vivido y que no sabemos cómo enfrentarla, por ejemplo cuando a alguien se le diagnostica cáncer, esto tiene fuertes repercusiones psicológicas para la persona enferma y sus familiares. En muchas ocasiones, la ayuda psicológica se deja de lado por enfocarnos en el padecimiento físico. La telemedicina puede entonces ser muy útil para también ocuparnos de la psique.

Sin importar cuál sea el caso, recuerda que no estás solo/a y que no hace falta tener problemas graves para acudir a un psicólogo. También puede ayudarte a mejorar algún aspecto de tu carácter o de tu vida (crecimiento personal).

¡Anímate da el paso ya, pon un psicólogo en tu vida y empieza a beneficiarte de ello!

 

Referencias

American Psychological Association. Entendiendo la psicoterapia. Recuperado el 14 de mayo de 2018 en: http://www.apa.org/centrodeapoyo/entendiendo-la-psicoterapia.aspx