Telemedicina background

Telemedicina

En los últimos años el desarrollo de la tecnología ha ido permeando en diferentes ámbitos, y el campo de la salud no ha sido la excepción.

Independientemente del uso de la tecnología en aparatos e instrumental médico, ésta también comenzó a permitir diferentes maneras de hacer medicina y uno de los avances versó sobre la posibilidad de ejercerla a distancia

Así, la Telesalud tuvo como su principal objetivo mejorar la salud de la población, y la atención médica, así como la educación, capacitación, administración e investigación. De ella se desprende el término que queremos presentar hoy, la Telemedicina.

Independientemente de lo interesante y trascendental que puede ser conocer ejemplos de Telesalud como la intervención quirúrgica transatlántica realizada por un cirujano manipulando remotamente desde Nueva York, el brazo de un robot situado en un quirófano de Estrasburgo; de la posibilidad de monitorear los signos vitales de alguna persona que se recupera en casa; de la actualización de todo un equipo de salud a través de video conferencias o el intercambio de información médica por medios electrónicos. El hecho de poder dar asistencia médica a pacientes en casos en los que la distancia es un factor crítico (porque geográficamente no se encuentran en el mismo lugar o porque el paciente está en un estado crónico) es algo que hoy por hoy resulta extraordinario y muy conveniente.

Y justo de eso trata la Telemedicina, de la prestación de servicios médicos a distancia utilizando tecnologías de la información y la comunicación, lo que permite acceder al conocimiento y consejo de un experto que se encuentra físicamente lejos, incluso en el extranjero.

La Telemedicina puede usarse para obtener información médica y de salud por Internet, pero también permite a profesionales de la salud y pacientes comunicarse en tiempo real. La modalidad más común de hacer esto último consiste básicamente en una videoconferencia, a través de la cual se tiene una consulta médica en tiempo real o una segunda opinión sobre alguna enfermedad o tratamiento, la cual conlleva un ahorro de tiempo de deslazamiento y dinero y permite al paciente permanecer en su domicilio, lo cual resulta muy útil sobre todo cuando se trata de pacientes con padecimientos que dificultan el traslado, personas con discapacidad o que tienen muchos años.

Este tipo de tecnología es también muy importante para personas que trabajan o residen en el extranjero, o en lugares donde las instalaciones médicas no siempre están cerca y les permite recibir tratamiento o información que de otra manera resultaría casi imposible, así es como a través de la medicina online, se puede salvar una vida.

Algunos especialistas consideran a la Telemedicina como una ciencia abierta y en constante evolución con numerosas ventajas entre las que sobresalen:

  • Disminución de los desplazamientos innecesarios y costos de transportación* (los pacientes evitan viajes largos para consulta de especialistas).
  • Promueve la atención oportuna*.
  • Facilita el acceso y reduce tiempo de espera para consultar a un especialista*.
  • Mejores segundas opiniones con acceso a especialistas e información a la que a lo mejor no se tendría acceso. Además, algunas plataformas como Opensalud, disponen de videollamada para que durante una consulta, tengas la oportunidad de decirle al médico que consulte tu historial médico, además de hacerle preguntas y a su vez que el especialista te las haga a ti.
  • Monitoreo médico a distancia*.
  • Mejora la comunicación médico-paciente* y la frecuencia de esta.
  • Diagnostico y análisis oportuno.
  • Reducción de las estancias hospitalarias*.
  • Optimización de recursos asistenciales*.
  • Reducción de las desigualdades en la población en el acceso a los servicios de salud*.
  • Triaje* (método de selección y clasificación de pacientes empleado en la medicina de emergencias y desastres).
  • Mejora en la gestión de la demanda*.
  • Entrenamiento y educación médica*.
  • Mejora el auto-manejo de enfermedades crónicas*.

A nivel internacional existen experiencias de Telemedicina de iniciativas públicas y privadas que se han ido extendiendo en la medida en que el acceso a internet lo ha hecho (e-salud), así como el despliegue y mejora de acceso a servicios de telecomunicaciones (ADSL, VADSL, radio celular, cable) y por supuesto, gracias al impulso en algunos lugares de políticas públicas específicas. Países como Estados Unidos, Canadá, Australia, Francia, e Inglaterra ya son punta de lanza en el tema.

En Estados Unidos la mayor fuente de financiamiento provino de los programas del Departamento de Defensa con un despliegue global, mientras que en Europa el mayor protagonismo lo asumió la Comisión Europea y las grandes empresas de Telecomunicaciones. Como consecuencia de la organización del sector sanitario en Europa, la iniciativa pública dominó en los inicios sobre la privada, aunque esta última ha crecido a pasos agigantados. En Estados Unidos los proyectos de salud pública se orientaron a la asistencia a poblaciones rurales impulsadas por estados como Texas, Nuevo México y Alaska.

En México, la Telemedicina se ha desarrollado principalmente en el sector público, IMSS, ISSSTE, SEDENA y PEMEX cuentan con más 4 mil 300 profesionales que con el uso de Telesalud realizan exámenes, toman muestras y ven órganos internos a distancia y en el caso de las comunidades donde no se cuenta con la conectividad para aplicar la Telemedicina, se brinda la atención a través de unidades médicas móviles en todo el país a través de conectividad satelital(1).

Y en los últimos meses, la presencia de la Telemedicina como una opción en el sector privado empieza a cristalizarse a través de ofertas como bluMEDICA.

La Telemedicina se ha convertido en una opción de tratamiento positivo y en auge. Los estudios continúan demostrando que ahorra tiempo, dinero y vidas.

Puede que no sea la opción para todo el mundo, pero los profesionales de la salud parecen superar los inconvenientes. Tratar a los pacientes desde su hogar, proporcionar información y soporte médico valioso hace que este tipo de prácticas esté cada día más en uso.

bluMEDICA consciente de todo lo anterior, trae a Latinoamérica soluciones de bienestar a través de la Telemedicina como SegundaOpinión, y más adelante otro tipo de consultas online, gracias a una plataforma innovadora en la región (Opensalud), que además es integral y segura.

 
 
 
*Asociación Mexicana de Telesalud
(1) https://www.gob.mx/salud/prensa/avanza-el-uso-de-la-telesalud-o-telemedicina-en-mexico